Trabajar con archivos PDF directamente en OneDrive

Acabo de leer una noticia que realmente hacía tiempo que estaba esperando (y creo que TODOS los usuarios de OneDrive lo estaban esperando): ya es posible leer, editar, cumplimentar y firmar documentos en formato PDF directamente en OneDrive.

Cuando se trata de formularios PDF, o que simplemente hay que firmar, el proceso anterior era tedioso y “peligroso”. Hasta ahora, lo único que se podía hacer era descargar el archivo PDF en tu equipo local, cumplimentar el formulario, firmarlo y luego volver a subirlo. Esto, además, de lento y molesto para el usuario, implicaba cierto riesgo al tener que descargar en el equipo local el archivo; si ese archivo contenía información sensible, era el propio usuario el que tenía que recordar borrarlo de su equipo.

Adobe-OneDrive

Pues bien, Microsoft acaba de anunciar la integración de Acrobat Reader DC. Para activar dicha integración será necesario tener una cuenta Azure AD, lo cual está incluido en cualquier suscripción de Office 365.

El proceso es muy simple:

  1. Abrir Acrobat Reader DC.
  2. En la ventana inicial, en la sección “Almacenamiento” (zona lateral izquierda), pulsar sobre “Cuentas”
  3. Seleccionar  el botón Añadir de “OneDrive”.
  4. Ya solo queda introducir nuestras credenciales de la cuenta de Office 365.

Una vez hecho esto, si vamos a OneDrive online y seleccionamos un PDF veremos que el PDF se abre directamente en el navegador sin necesidad de ninguna descarga.

Una gran noticia para todos los que trabajamos con OneDrive.

Windows 10 se instalará automáticamente en tu equipo si no tienes cuidado

Desde este lunes 1 de febrero, Windows 10 dejará de ser una descarga opcional y pasará al status de actualización recomendada.

Get Windows 10

Esto, en la práctica, significa que tu equipo con Windows 7, 8, 8.1, descargará la actualización a Windows 10 y la intentará instalar en el próximo reinicio. Por supuesto, antes de instalarla, pedirá confirmación al usuario, pero si no tienes cuidado y pulsas “Sí” la instalación comenzará sin más.

Por tanto, si nunca has cambiado las opciones de actualización de tu versión de Windows (7, 8 o 8.1) y mantienes que por defecto Windows descargue e instale actualizaciones importantes y recomendadas, a partir de esta semana tu actualización gratuita a Windows 10 estará descargándose y quedará lista para instalar en el próximo reinicio.

En caso de que quieres regresar a tu versión actual, por cualquier razón, tendrás 30 días a partir del momento en que actualices a Windows 10 para volver a tu antiguo Windows.

¿Cómo evitar que se instale automáticamente Windows 10?

No es nada difícil, y es prácticamente igual para cualquier sistema operativo. Simplemente:

  1. Ir al Panel de Control y Windows Update (suele ser el último icono)
  2. Haced clic en el vínculo de la zona izquierda “Cambiar la Configuración
  3. Desactivar la casilla de verificación “Ofrecerme las actualizaciones recomendadas de la misma forma que recibo las actulizaciones importante

Pero… ¿debería o no actualizar mi sistema?

Os recuerdo que Windows 10 se publicó el 29 de julio de 2015 y que será una actualización gratuita durante un año. Por tanto, podremos actualizar gratuitamente hasta finales de julio de este año 2016.

Hay varias respuestas cortas:

  • si estamos hablando de un equipo profesional que utilizas para el trabajo, que forma parte de una red, que tiene aplicaciones específicas para mi trabajo, etc., consulta con tu proveedor. Es lo más seguro.
  • si tengo Windows 8 o Windows 8.1, sí, actualiza… ¡ganarás mucho!
  • si tengo Windows 7, y no me gusta Windows 10, no, no actualices. Pero ten en cuenta que si, finalmente, quieres Windows 10 en ese equipo, solo tienes hasta julio de este año para actualizar gratuitamente.
  • si no me puedo considerar un usuario medio-avanzado, no, no actualices

Pero, además, hay multitud de consideraciones adicionales:

  • Windows 10 es un buen sistema operativo.
  • La actualización a Windows 10 desde Windows 8.1 es muy limpia y no requiere prácticamente ninguna intervención.
  • El cambio de interface para usuarios de Windows 7 es mucho más notable. Los usuarios deberían “prepararse” para un cambio importante.
  • Hay sistemas (como la firma electrónica avanzada notarial) que todavía dan problemas con Windows 10 (los mismos que con Windows 8 o 8.1). Esperando a que Ancert, de una vez por todas, resuelva estos problemas.
  • Antes de hacer cualquier actualización de sistema (esta o cualquier otra) asegúrate que tus copias de seguridad están al día y crea un punto de restauración.
  • Y LO MÁS IMPORTANTE: asesórate bien previamente.

Espero que os sirva.

¿Actualizar a Windows 10? Todavía NO en equipos de trabajo

Como todos sabéis ya está disponible el nuevo sistema operativo de Microsoft: Windows 10. Y esta vez sí, Microsoft ha conseguido crear una gran expectación con su lanzamiento; según algunos analistas hay más de 500 millones de dispositivos “en cola” esperando para realizar la actualización. Pero la pregunta clave es ¿actualizo ya o espero? La respuesta es simple, con dos opciones:

  • En equipos profesionales de trabajo: NOOOO; todavía no.
  • En equipos domésticos: consulta en la web del fabricante. Prácticamente todos los fabricantes de PCs, portátiles y tablets, han publicado información al respecto. Personalmente, yo esperaría unos meses.

GetWindows10

Me centraré en la primera opción, que es la que me interesa fundamentalmente. Los equipos profesionales que se utilizan para desarrollar tu trabajo, y sobre todo aquellos que forman parte de una red, NO deberían actualizarse sin la intervención de un técnico administrador de sistemas que planifique debidamente la actualización de forma rigurosa.

De hecho, Microsoft piensa de la misma forma y la prueba es que aquellos equipos que forman parte de un dominio de equipos (red avanzada) no recibirán la actualización de forma automática. Sin embargo, los equipos de versiones domésticas de Windows 7 o Windows 8 (Home, Home Premium) sí recibirán dicha actualización de forma totalmente automática.

Existe una tercera posibilidad, la más “peligrosa”, que es aquella donde los equipos dentro de un entorno profesional, forman parte de una red de trabajo en grupo (Workgroup) pero sin dominio de equipos. Estos equipos también recibirán la actualización de forma automática. En estos casos, el usuario deberá tener mucho cuidado para NO actualizar el sistema, como hemos comentado, sin la intervención de un técnico cualificado.

Las principales razones por las que recomiendo NO actualizar “todavía” en equipos de trabajo son:

  1. La propia Microsoft NO libera la actualización automática para equipos que estén unidos a un dominio de equipos (red avanzada). Este trabajo lo deja a los técnicos. Sabia decisión.
  2. En una red de trabajo suele haber muchos dispositivos, algunos con una cierta antiguedad: escáneres, impresoras, lectores de tarjetas, etc. Los fabricantes de estos dispositivos deben ir liberando los controladores (drivers) válidos para Windows 10. Este proceso puede llevar algunos meses. Incluso es posible que los dispositivos más antiguos no obtengan nunca controladores para el nuevo sistema operativo y no funcionen con Windows 10.
  3. Los fabricantes de equipos recomiendan “enérgicamente” comprobar en sus respectivas webs la conveniencia o no de actualizar, y los plazos para la publicación de los drivers (controladores) actualizados a Windows 10.
  4. Puede haber algunos programas que presenten algún problema después de actualizar. Microsoft indica que el proceso de actualización mantendrá los datos del usuario, sus configuraciones y los programas instalados. Sin embargo, en este primer día después de la publicación de Windows 10, se han detectado varios problemas con programas muy importantes. Es razonable pensar que este proceso de actualización irá poco a poco ganando en consistencia y seguridad, consiguiendo que la actualización sea lo más exitosa posible.
  5. Importante: la actualización a Windows 10 será gratuita durante el primer año desde su lanzamiento. Por tanto hay tiempo hasta julio del año que viene.
  6. Más importante: si algo no va bien, la vuelta atrás al sistema operativo anterior será complicada.

En definitiva, si tienes un equipo con el que TRABAJAS, no actualices… por el momento!!

Windows 10. Lo que se espera del nuevo sistema operativo

Windows 10 Convergencia Microsoft lo está apostando todo (o casi todo) a su nuevo sistema operativo. Se ha hablado mucho de lo que va a representar Windows 10 y de una gran cantidad de nuevos conceptos que son muy importantes para comprobar la relevancia del mismo. Vamos a intentar resumir un poco a modo de preguntas y respuestas para clarificar todas estas cuestiones.

¿Será gratuito actualizar desde versiones anteriores?

Microsoft lo ha dejado muy claro: todos los equipos con Windows 7 o Windows 8 con licencia original se podrán actualizar gratuitamente a Windows 10, siempre que dicha actualización se haga dentro del primer año desde el lanzamiento. Microsoft quiere que TODOS los dispositivos tengan Windows 10 como su plataforma. Incluso se había hablado de permitir la actualización a sistemas con licencias “no-legales”. Parece ser que eso es demasiado, y se ha reculado, pero solo en ese aspecto.

¿Cuańdo será el lanzamiento?

Por ahora no hay fecha oficial. Parece que los rumores apuntan a finales de julio; yo personalmente creo que será más bien a finales de verano (es sólo una opinión). Hay que resaltar que ya han avisado que la versión de Windows 10 para smartphones (Windows 10 Mobile) se retrasará algo más.

¿Será el primer sistema convergente?

Esta es la gran apuesta de Microsoft: un único sistema operativo para cualquier tipo de dispositivo. Si Microsoft realmente consigue la misma experiencia de usuario en PCs, portátiles, tabletas, convertibles y smartphones habrá conseguido un hito que se estaba buscando desde hace ya algún tiempo. Y podremos decir que, después de muchos años y muchas derrotas, Microsoft habrá ganado una batalla importante a sus competidores Google y Apple. Google con Android y ChromeOS todavía no tiene conseguida esta convergencia real; y Apple con MacOS y iOS, francamente no sé en qué está pensando, pero por ahora no se le ven muchos avances al respecto.

Hace un poco más de un año escribía este post donde hablaba sobre Windows 8 y el primer sistema convergente que merece la pena ojear.

¿Qué es Windows 10 ContiNuum?

Es la solución de Windows 10 a los dispositivos “convertibles”. Los dispositivos híbridos o convertibles han experimentado un gran auge, y lo seguirán haciendo (Microsoft Surface, Lenovo Yoga, Asus Transformer, etc.). El hecho de disponer, con un sólo dispositivo, de un portátil y una tableta los hace muy atractivos pero es muy importante que el sistema operativo “sepa” cómo se está utilizando el dispositivo en un momento dado. Continuum es la característica de Windows 10 con la que Microsoft promete solucionar esta cuestión y, según anuncia detectará automáticamente si tenemos conectado un teclado por ejemplo, para optimizar el sistema para manejo con el teclado; cuando desconectemos el teclado, el sistema detectará la situación y, automáticamente y sin ningún tiempo de espera, se configurará para optimizar el uso en modo táctil. En este vídeo se puede ver en qué consiste.

En este punto creo que es importante señalar que Windows 8.1 fue precisamente un intento de atajar las críticas recibidas por Windows 8 desde los usuarios de PCs que veían, o al menos percibían, que Windows 8 había sido un paso atrás para su productividad.

¿Qué son las Aplicaciones Universales de Windows?

Esta es otra de las características importantes y que Microsoft anuncia creando mucha expectación. La idea es que las aplicaciones Windows 10 que se ejecutan en un PC o una tablet o un smartphone tengan el mismo código: es decir, en realidad es la misma aplicación, simplemente cambia la forma de visualizarse en función del dispositivo donde se ejecuta. Esto tiene una gran importancia ya que, por una parte, los programadores podrán desarrollar aplicaciones para Windows 10 que se podrán ejecutar en todos los dispositivos, incentivando así el desarrollo de aplicaciones que tengan un mercado objetivo mucho más amplio. Y por otra parte, será posible que un smartphone, por ejemplo, se convierta en un PC de bolsillo: conectando el smartphone a un teclado y a un monitor podamos ejecutar Microsoft Word, Outlook, navegar por Internet simplemente desde nuestro propio smartphone, pero con una interface adaptada perfectamente a la resolución del monitor como si fuera un PC. Merece la pena ver este vídeo.

¿Cuántas ediciones de Windows 10 saldrán al mercado?

Hace muy pocos días se desvelaba esta incógnita. Finalmente serán muchas…”demasiadas” en mi opinión. En total serán 7 ediciones, pero creo que las que pueden interesar al lector son:

  • Windows 10 Home. La edición que vendrá en la línea doméstica de PCs y portátiles que se venden en grandes superficies y comercios similares. Es el equivalente a Windows 8 (a secas, sin la coletilla “Pro”).
  • Windows 10 Pro. Será el equivalente a Windows 8 Pro, y permitirá a los puestos y equipos empresariales conectarse a servidores. Orientado a escenarios profesionales o de trabajo.
  • Windows 10 Mobile. Será el sucesor de Windows Phone e incluirá Office optimizado para esa interfaz táctil y esa llamativa y prometedora característica que acabamos de comentar de Continuum for Phones, que permitirá que nuestro smartphone se convierta en un PC de escritorio una vez lo conectemos a un monitor, ratón y teclado. Esta versión estará disponible tanto para teléfonos móviles como para tabletas de pequeño formato (menos de 8 pulgadas de diagonal).
  • Además se comercializarán otras versiones Enterprise que no son objeto de análisis en este post.

¿Qué es “Windows as a Service”?

Si el lector está al corriente de noticias tecnológicas y sigue un poco la evolución y anuncios de Microsoft sobre Windows 10 quizá haya oído este término de “Windows as a Service” (Windows como servicio). Hay ideas muy diferentes sobre lo que esto significa realmente. Yo creo, y parece que no voy desencaminado, que Microsoft quiere considerar Windows 10 más como una plataforma que como un sistema operativo. Y esto se traduce en varias conclusiones:

  • Microsoft quiere que Windows 10 vaya recibiendo nuevas características con mucha mayor cadencia que actualmente. Parece que ese tiempo, en que cada 2 años había sistema operativo nuevo, se ha acabado. Probablemente tardemos mucho en ver un Windows 11.
  • Windows 10 será más una plataforma que un sistema operativo. En línea con lo que comentaba en el punto anterior, Microsoft quiere que Windows 10 sea mucho más longevo que los anteriores; quiere que consideremos Windows 10 como algo mucho más estable que hasta ahora.
  • Esto no quiere decir (como se ha publicado por ahí) que Windows 10 será el último sistema operativo de Microsoft; simplemente que todos los usuarios de Windows recibirán siempre las últimas versiones con nuevas características sin necesidad de comprar la nueva versión o una actualización para ello.

Todo esto tiene su lógica: si tomamos todas las ideas que se enumeran en este post, parece claro que la intención de Microsoft es tener en TODOS los tipos de dispositivos Windows 10 instalado y olvidándose de versiones anteriores, siempre actualizado, con aplicaciones que se adapten a todos ellos, desde smartphones hasta PCs de escritorio. Aunque no lo había comentado, Windows 10 también será el sistema para Xbox, por ejemplo, y esto quiere decir que  las aplicaciones universales también se podrán ejecutar desde esta consola. ¡Esto quizá clarifique un poco más la idea de que Microsoft quiere universalizar Windows 10 para toda clase de equipos!

windows universal apps

Ya veremos cómo resulta todo esto, pero desde luego parece prometedor.

Windows 10. La convergencia es la clave

Ya tenemos nuevo Windows a la vista… muy lejana por cierto, ya que no se le espera hasta el último cuatrimestre de 2015. Y además, no será Windows 9, como parecía evidente: nadie sabe muy bien el porqué pero se llamará Windows 10.

Realmente lo que se ha publicado ha sido lo que se conoce como una Technical Preview; en cristiano, una versión muy muy verde todavía sólo apta para que los técnicos empiecen a echarle un vistazo. La idea oficial comunicada por Microsoft es que quieren, y piden encarecidamente, que la “comunidad” aporte ideas sobre lo que desearían tener en este nuevo sistema operativo, para contentar en lo máximo posible a los usuarios  (tan descontentos con Windows 8). Sin embargo, mi opinión personal es que esa no es la razón verdadera; aquí dejo un post de hace pocas semanas con lo que pensaba, y pienso, al respecto.

Hay muchos artículos desgranando las nuevas características; por ejemplo, aquí, aquí y aquí. Mi intención no es hacer otro post con una descripción de estas novedades; me gustaría centrarme en lo que creo que es la gran apuesta de Microsoft con Windows 10: ¡LA CONVERGENCIA con todas la plataformas! Un único sistema operativo para todos los dispositivos.

Windows 10 Convergencia

Sí… el gran anuncio de Microsoft, no es ni la vuelta del Menú Inicio, ni los Escritorios Virtuales, ni la integración de las apps Metro en el escritorio tradicional, etc…(todas ellas muy importantes y que, en general, aplaudo). El gran anuncio, lo que todos esperábamos, lo realmente novedoso, es la promesa de Microsoft de que, por fin, Windows será un único sistema para PCs, tablets, híbridos, convertibles, smartphones e, incluso, su consola de juegos Xbox. En su presentación la palabra “One” aparecía por todos lados.

En enero de este año 2014, publicaba un post titulado “Hay que ser justos con Windows 8: el primer sistema convergente” dando mi opinión sobre lo que suponía Windows 8 como primer paso en esta carrera contrareloj para conseguir la tan deseada convergencia cross-plataform.

Desde este punto de vista hay que decir que en la versión publicada (Technical Preview) no se ven todavía las ventajas que esta supuesta convergencia traería a los usuarios de la plataforma Windows. Por ahora sólo es válida para PCs o híbridos; en otras palabras, para usuarios con teclado y ratón. Microsoft tiene un año para ir presentando las versiones para Smartphones y Tabletas; y lo tiene que hacer, y además muy bien, porque es la única forma de Microsoft consiga los tres objetivos, críticos para la compañía, que se han propuesto: (1) eliminar la imagen de que Windows 8 es un sistema prescindible para usuarios tradicionales de PCs, (2) competir en igualdad de condiciones, o empezar a hacerlo, en el mundo tablet con Google/Android y Apple/iPad, y por último, (3) conseguir que su plataforma Windows Phone para smartphones despegue de una vez y sea alternativa real a los dos grandes gigantes.

¡¡¡¡Peroooooo!!!!…. Microsoft no sólo tiene que hacer imperiosamente (lo ha prometido) un sistema operativo homogéneo para todos estos dispositivos; no sólo tiene que hacer que este sistema operativo único corra en dispositivos con un hardware tan heterogéneo; no sólo tiene que cambiar su política de comunicación y marketing para que los usuarios y los que toman decisiones en las empresas lo entiendan. Lo más importante es, sin duda, ofrecer a los desarrolladores unas herramientas unificadas, bien documentadas, para que éstos decidan apostar a que merece la pena invertir en construir aplicaciones para esta plataforma. ¿Si no hay aplicaciones de calidad para qué queremos un sistema operativo?

La clave es la convergencia… ¡estamos de acuerdo! Pero si Microsoft no escucha a la comunidad de desarrolladores y no invierte, y mucho, en proporcionar herramientas/frameworks/documentación/formación a los desarrolladores, entonces no habrá aplicaciones de calidad para este nuevo sistema y que funcionen cumpliendo las espectativas en todo este hardware tan variado. Conclusión: podría ser una convergencia fallida. Y a Microsoft no le quedan muchas “balas” para malgastar.

Nota técnica: Ahhhh… olvidaba decir, y para que se me entienda bien: ¡las universal apps o mejoran mucho, o no valen!