Comentario sobre la carta del Presidente del CGN sobre el servicio de DNI de SIGNO

Ayer apareció publicada en SIGNO una nueva carta del Presidente del Consejo General del Notariado. En esta carta se explican las decisiones adoptadas por el Consejo en los últimos meses.

Simplemente, desde Notarnet, quisiéramos aclarar y puntualizar dos cuestiones que creemos de relevancia y que tienen que ver con el nuevo servicio de digitalización y conservación del DNI.

En la carta puede leerse:

…las ineficiencias en los programas y en los escáneres suministrados a nuestras notarías por algunas casas de informática, renuentes a la hora de prestar su colaboración de cara a las decisiones adoptadas mediante escáneres y programas adecuados.

En cuanto a “los programas”: el software para digitalizar documentos de identidad, ESCAN Identidad, desarrollado por Notarnet:

  • Ha digitalizado en los últimos años varios millones de documentos de identidad.
  • Es compatible con casi cualquier escáner. El software se adapta a multifunciones, escáneres con driver TWAIN, escáneres de red, escáneres ScanSnap, etc. Prácticamente a la totalidad de ellos.
  • Es capaz de digitalizar, realizar OCR y archivar según la legislación, todo tipo de documento de identidad (DNI, Tarjeta de Residencia, Pasaporte Español, Pasaporte de más de 80 nacionalidades, cédulas de países intracomunitarios, etc.)
  • Conserva una copia de todos los documentos de identidad del sujeto, indicando las fechas en las que se digitalizó y utilizó para la comparecencia ante el notario.
  • Permite que la imagen del documento de identidad sea accesible de forma inmediata desde el software de gestión notarial.
  • En el año 2015, DigiIdentidad (el motor en el que se basa ESCAN Identidad), fue reconocido y premiado como producto innovador a nivel europeo por Fujitsu.

Nexo Anagrama Identidad

En definitiva, es un software que está diseñado, programado y configurado, con la única misión de dar cumplimiento a las obligaciones legales y a facilitar, en lo máximo posible, el proceso de digitalización y archivado, y cumple sus objetivos sobradamente. Y, quizá, lo más importante: se adapta a la práctica totalidad de dispositivos de digitalización del que ya dispongan los notarios sin obligar a hacer una inversión adicional.

En cuanto a “los escáneres”: los escáneres que comercializa Notarnet, son dispositivos de primera calidad y con una robustez altamente contrastada:

  • Fujitsu de la serie Fi (tales como el Fi-65F, Fi-7130, Fi-7160, etc.)
  • Fujitsu de la serie SP (tales como el SP-1120, SP-1130)
  • Fujitsu de la serie ScanSnap (tales como el IX-500)

Probablemente uno de los escáneres más comercializados por su versatilidad, calidad, software de OCR, y un largo etcétera, sea el Fujitsu ScanSnap IX-500. Notarnet, realizó el esfuerzo de investigación y programación, para que este escáner pudiera ser utilizado para digitalizar documentos de identidad, por ejemplo, para digitalizar lotes de documentos (el usuario introduce 3 o 4 documentos en el cargador ADF y se digitalizan y procesan en un solo lote).

Merece la pena indicar que, por limitaciones del software de Ancert, este tipo de escáneres quedó fuera de la lista de compatibles con su software de digitalización. Debe quedar claro: este tipo de escáneres digitaliza perfectamente documentos de identidad; por tanto, en todo caso, es el software de Ancert el que puede presentar ineficiencias al no ser capaz de integrarlos (en concreto los escáneres que no tienen “driver TWAIN“)


Por último, quisiéramos añadir que, en Notarnet, solo nos mueve diseñar y desarrollar las mejores herramientas para nuestros clientes, dedicando todo nuestro esfuerzo a ello; siempre intentando adaptarnos a las necesidades del cliente y, por supuesto, pensando en todas las obligaciones a las que debe dar cumplimiento y de la forma más eficaz posible.

 

Anuncios

Aclaración sobre la carta del Presidente del Consejo General del Notariado sobre los Poderes Procesales

Este post pretende aclarar algunos puntos de la carta del Presidente del Consejo General del Notariado remitida el pasado 17 de marzo a todos los notarios.

En ella se hace mención a los problemas que se están planteando en el servicio de envío de Poderes Procesales mediante el Índice Único. En dicha carta se puede leer:

“…la puesta en producción de tal aplicación está siendo compleja, consecuencia en algunos casos de fallos propios (inadecuada explicación de la importancia de esta aplicación y de su uso) y, en otros, de fallos ajenos que tienen relación directa con las casas de informática que nos proveen de servicios a nuestros despachos. En cuanto a la primera de las deficiencias indicadas, asumo la responsabilidad por la existencia de una política de comunicación que no ha sido efectiva. Respecto de las segundas, se ha dado a ANCERT la orden de solucionar de inmediato los problemas detectados, aun cuando no sean imputables a ésta o al Consejo.”

 

Un poco más adelante, se añade:

“Se ha observado por ANCERT que algunas casas de informática tratan al procurador como otorgante tipo “A”, que no “C” (que es lo correcto), lo que hace que la aplicación exija una información de la que no disponemos en la notaría. En otras ocasiones, no se incorpora el carácter (profesión) del procurador, lo que impide que la aplicación capte esa información. Igualmente no se marca por defecto “ausencia de NIF” cuando se trata de la aplicación de poderes procesales, por lo que ante la inexistencia de este dato, la grabación del índice deviene imposible.”

 

Pues bien, desde NOTARNET queremos aclarar, y asegurar a todos nuestros usuarios, que Enlace Notarnet envía correctamente la información desde el primer día de entrada en vigor de este nuevo servicio, ciñéndonos rigurosamente al esquema y reglas remitidas por ANCERT.

Sin embargo, es de justicia indicar que la documentación que ANCERT envía, normalmente con muchísimo retraso, resulta insuficiente y poco clarificadora (y, a menudo, con errores). Esto provoca que “las casas informáticas” nos veamos obligadas, en numerosas ocasiones, a realizar los desarrollos necesarios con un tiempo a todas luces escaso y recurriendo a la nada recomendable técnica de prueba y error.

Con motivo de una actualización anterior del Índice Único (concretamente mayo 2015) escribíamos este post en el que, entre otras cosas, se hablaba precisamente sobre los perjuicios que este tipo de “política” conlleva:

“…Como es costumbre, los plazos impuestos por ANCERT para realizar (1) el análisis de la documentación, (2) diseño de la solución, (3) programación de la misma, y (4) preparación del despliegue en los despachos notariales, son absolutamente ridículos. Y todo contando con que no se produzcan retrasos “no planificados” como ya ha pasado, desgraciadamente en multitud de ocasiones (ver aquí, aquí y aquí por ejemplo).
En cualquier caso no voy a volver a explicar los efectos tan perjudiciales para las notarías que este tipo de estrategia en la planificación implican. El lector puede releerlos en los vínculos anteriores…”

 

Y este problema, recurrente, no es sólo cuestión de “mala comunicación” o “inadecuada explicación”; por cierto, excusa muy de moda en la política española actual. La cuestión es mucho más de fondo: falta de planificación y de transparencia. No entro a valorar si es una decisión estratégica, ni mucho menos quién o quienes se benefician de ello, pero parece claro que se intentan construir argumentos falaces para responsabilizar de todo a otros, entre ellos a las “casas informáticas”; como desde hace meses a Microsoft con su Windows 10 que no se puede instalar porque es un sistema “..demasiado reciente…”

Yo-nunca-tengo-la-culpa-de-nada

El Índice Único forma parte del corazón de cualquier software de gestión notarial; estructuralmente es el primer, y más importante, requisito que cualquier aplicación debe cumplir. Insistimos: cualquier cambio debería analizarse con mucho más rigor, planificando con el tiempo suficiente, y sobre todo con la mayor transparencia con los proveedores informáticos de las notarías

Por ello, y sólo pensando en el bien de los notarios y sus empleados, solicitamos por enésima vez:

a) que, por un lado, la documentación técnica remitida sea lo más exhaustiva posible, con plazos de pruebas suficientes,

b)  y, por otro lado, que no se responsabilice a “las casas informáticas” como una unidad abstracta; como diría un castizo hay “casas” y “casas”. Por ello, si alguna de ellas está cometiendo algún error, o mala práctica, esto sea comunicado de forma individualizada, con nombres y apellidos.

Por último, y aun siendo repetitivos, quisiéramos reiterar que Enlace Notarnet envía a SIGNO los datos de los poderes procesales de forma correcta desde el mismo día de su entrada en vigor.