Surface 2 primeros datos, ¿será suficiente para Microsoft?

Actualización de última hora: Microsoft anuncia un evento el día 23 de septiembre en Nueva York para presentar la Surface 2.

Surface Cover

Desde hace unos días se están conociendo los primeros detalles sobre la actualización de la Surface de Microsoft, a modo de rumor pero bien informado véase este post del inefable Paul Thurrot).

Además, los últimos movimientos a la baja de los precios de los modelos actuales (100 € en cada uno de los dos modelos actuales) hacía sospechar que la versión 2 no estaba lejos. Eso y que las ventas son bastante flojas por no decir otra cosa.

Hay que decir que el producto en sí es muy bueno, sobre todo la versión Pro: una tablet con Windows 8 Pro, 4 GB de RAM, SSD de hasta 128 GB, con un lápiz Stylus buenísimo, con muy buena resolución y calidad gráfica, con un peso muy contenido y con suficiente conectividad. Personalmente he de decir que la he tenido en las manos sólo durante minutos pero no he trabajado con ella lo suficiente, aunque nos podemos fijar en las especificaciones. Con esa mínima experiencia cabe señalar que es un producto agradable, un poco pesado (es plataforma Intel) y que su lápiz le da una plusvalía significativa. Si queréis un análisis exhaustivo de la Surface Pro echad un vistazo a este post de los amigos de Xataka.

Surface Pro

En cualquier caso me atrevo a hacer una valoración personal, aunque muy en línea con lo que se apunta por distintos foros:

  1. Pocas posibilidades de configurar: la única era montar un SSD de 64 o uno de 128 GB. Esto realmente es muy muy muy poco…un producto de está sofisticación debería tener mayor número de opciones y posibilidades de configuración.
  2. Sólo 4 GB de RAM. Realmente es un caso del primer punto: un equipo como este debería contar con posibilidad de ampliar.
  3. Sin conectividad 3G. Parece mentira que un equipo pensado y diseñado para y por la movilidad no tenga está opción.
  4. La pestaña del soporte (kickstand) sólo tenía una posición. Hay que ser justos y es necesario decir que otros equipos de precio similar no tenían esta posibilidad, muy útil para trabajar en modo atril, pero era una pena que ya que estaba ahí no tuviera alguna posición más.
  5. La autonomía de la batería. Evidentemente un equipo con un micro como un Intel Core i5 no se le puede pedir demasiado, pero ya se adelantaban los nuevos Intel Haswell que prometen mucho así que…
  6. Sólo existe un tamaño de pantalla de 10.6 pulgadas.

Pues parece que Microsoft ha escuchado, aunque no del todo:

  1. Parece que va a haber mayores parámetros de configuración.
  2. Uno de ellos, quizás el más importante, es que se tendrán dos opciones de 4 y 8 GB de RAM.
  3. La pestaña trasera (kickstand) tendrá al menos dos posiciones.
  4. Se montarán los nuevos Intel Core i5 de cuarta generación (Haswell). Esto, se supone, ofrecerá casi doblar la autonomía.

De forma inexplicable no se habla de conexión móvil 3G/LTE. Esto puede ser un impedimento por sí solo, y no hay excusa; no se pueden escudar en que hay puertos USB para conectar algún dispositivo para dar conectividad. Quizás en la presentación final del producto se corrija porque de lo contrario…

Otra cuestión interesante es que parece que se abandonará el adjetivo RT: habrá modelo Surface “a secas” y modelo Surface Pro, quedando finalmente como Surface 2 y Surface 2 Pro. Supongo que con esto querrán aclarar el auténtico lío que han organizado con las versiones de Windows 8 y sus versiones para plataforma ARM e Intel respectivamente. Francamente me parece una solución simplona a un problema que no era tal, pero quizá les salga bien la jugada.

Y por último, pero muy importante, es que también se anuncia una docking station que proporcionará conexión Ethernet, salida mini DisplayPort, 1 puerto USB 3.0 y varios USB 2.0. Será compatible con las Surface Pro, pero no para las versiones RT.

Dicho todo esto, la cuestión es si será suficiente para competir con otros fabricantes como Lenovo o Sony, sólo por nombrar dos de ellos. Estos fabricantes tienen una gama muy completa, recientemente actualizada en el IFA, donde podemos encontrar todo tipo de modelos, con muchísimas opciones de configuración, con un ecosistema de accesorios completo, con pantallas de 11 o 13 o 14 pulgadas, etc. Sólo hay que echar un vistazo a los nuevos Lenovo Yoga, o a los Sony Vaio Tap (competidor directo de Surface) o Sony Vaio Fit.

Así que respondiendo a la pregunta del título del post, francamente creo que no será suficiente. La evolución 2 de la Surface está en la dirección correcta, pero a Microsoft le queda un trabajo enorme para conseguir competir en este mercado tan dinámico creando más variedad de productos y accesorios que cubran todas las necesidades del mayor número de usuarios potenciales. Y sobre todo Microsoft tiene el grave problema de que sus competidores son también sus aliados.

Windows RT… ¿qué pasa con él?

Windows RT es un producto de muy buenas características para el público profesional: es un Windows 8 (o casi) y tiene Office, no lo olvidemos. Pero ¿por qué los fabricantes no se atreven con él?.

Hoy nos enteramos que Asus lo deja de lado. ¡Vaya golpe para Microsoft!

Humildemente: Microsoft se ha equivocado de todas todas. Tienes tablets (o convertibles o híbridos) que montan Windows 8 en su versión Pro, y los usuarios no quieren tener un medio-Windows: “… si puedo tener un Windows 8 completo, ¿para qué quiero un RT capado?”

Esto, y una pésima (peor imposible), campaña  publicitaria, se han cargado un producto que podría haber sido un gran producto (sí, mucho mejor que el iPad). Supongo que Microsoft, apostará por Windows 8 Pro en todas las tablets a corto plazo, y supongo también, que empezará a levantar cabeza. Porque no hay discusión: la Surface Pro es el mejor tablet que hay en el mercado con diferencia.

he dicho…