Error importante en Microsoft Office 1707 y los controles ActiveX de MSCOMCTL.OCX

La última actualización de Microsoft Office (versión 1707, o lo que es lo mismo, julio de 2017) ha provocado un error muy grave en la integración con la librería MsCOMCtl.OCX. El error se puede manifestar de varias formas. La más común es que al intentar utilizar alguna macro que use esta librería aparece el mensaje: “No tiene la licencia necesaria para utilizar este control ActiveX“. O, simplemente, al abrir algún formulario que incruste algún control de este tipo aparece el mensaje: “No hay ningún objeto en este control“.

Office 365 MSCOMCTL - error

 

En la página donde se detallan todas las actualizaciones de Office (https://technet.microsoft.com/es-es/office/mt465751) podemos leer lo siguiente en la actualización de julio de 2017:

Conjunto de aplicaciones de Office: Actualizaciones no relacionadas con la seguridad

Esta versión de canal contiene las siguientes actualizaciones no relacionadas con la seguridad:

  • Se ha agregado compatibilidad con 64 bits para mscomctl.ocx, lo que permite a los usuarios trabajar en versiones de Office de 64 bits para crear, editar y abrir archivos de macros que contengan los controles comunes.
  • Se han mejorado los controles de accesibilidad que se usan en mscomctl.ocx.

Pues está claro que Microsoft ha metido la pata… ¡y bastante!

Por lo menos, Microsoft ha reconocido este problema, pero por el momento no tiene ninguna solución rápida. Lo que se recomienda es:

  1. Forzar la reinstalación de una versión anterior (1706, o lo que es lo mismo, junio de 2017).
  2. Deshabilitar las actualizaciones automáticas de Office hasta que Microsoft solvente el problema.

PASO 1: forzar la reinstalación de la versión de junio de 2017

  1. Cerrar todas las aplicaciones de Office.
  2. Abrir una consola con privilegios de administrador.
  3. Ejecutar el siguiente comando:

    “C:\Program Files\Common Files\microsoft shared\ClickToRun\officec2rclient.exe” /update user updatetoversion=16.0.8229.2073

  4. Esto comenzará a descargar la versión anterior, y posteriormente se procederá automáticamente a instalarla. Sé paciente y comprueba que finalmente vuelven a estar las aplicaciones de Office disponibles.
  5. Aunque no es obligatorio, siempre es recomendable reiniciar el sistema.

PASO 2: deshabilitar las actualizaciones automáticas de Office

  1. Abrir cualquier aplicación de Office; por ejemplo, Word
  2. Ir a la pestaña/menú Archivo, opción Cuenta
  3. Hacer clic en el botón “Opciones de Actualización” y elegir la opción “Deshabilitar Actualizaciones”

Office 365 MSCOMCTL - deshabilitar updates

En unos segundos se actualizará la ventana indicando que el producto no se actualizará. Por cierto, esto solo es necesario en una sola aplicación de Office, ya que el sistema de actualizaciones es común para todas ellas.

Esto debería resolver el problema por el momento. Esteremos atentos a las noticias de Microsoft para ver cuándo se pueden volver a habilitar las actualizaciones.

Espero que ayude.

Anuncios

Migración a Office 365. Comenzamos!

Desde hace semanas estamos llevando a cabo un plan para “subirnos a la nube” con los servicios de Microsoft. Esta decisión estratégica se basa en varios puntos cruciales.

En nuestra organización utilizamos servicios tan bien conocidos como Exchange, como servidor de colaboración y correo electrónico, Team Foundation Server para control de las aplicaciones y su ciclo de vida, Lync para comunicaciones, control de presencia, reuniones virtuales.

Por otra parte, para la compañía, Microsoft Office es la herramienta cotidiana de trabajo para todos los empleados. Además, varios de nuestros principales productos se basan en la programación con Office como front-end para usuario final.

Todo esto nos llevó a evaluar Office 365 como nueva plataforma de servicios, donde además se incluye Microsoft Office Profesional. Después de un uso bastante intensivo podemos llegar a las siguientes conclusiones:

  • Office 365 tiene todos los servicios colaborativos (Exchange, SharePoint, Lync), y prácticamente sin limitaciones.
  • Office 365 proporciona Office Profesional Plus con 5 instalaciones por usuario para distintos dispositivos.
  • Office Web Apps ha llegado a un nivel de madurez importante, lo que ofrece no sólo acceso universal a la información, sino también posibilidades de edición y manipulación mediante cualquier navegador web.
  • El modelo de suscripción anual es lo suficientemente elástico para agregar o eliminar suscripciones en función de las necesidades de cada momento.
  • La integración de todos los productos está muy bien conseguida, de forma que el acceso a la información está asegurada desde cualquier equipo.

Además deberíamos resaltar las ventajas inherentes de contratar un servicio hospedado (en la nube):

  • Eliminar infraestructura on premise para alojar todos los servicios como Exchange, Lync, SharePoint. Esta infraestructura acaba convirtiéndose en crítica para la actividad diaria de la compañía, y esto a su vez, obliga disponer de hardware y medios técnicos para mantenerla siempre on line.
  • El coste de licenciamiento de todos estos servicios suele ser bastante alto: licencias servidor de Exchange, Lync, SharePoint, licencias CAL de acceso, licencias de Office, etc.
  • Costes de consumo eléctrico.
  • Pero quizás el más importante, es la migración a la que se nos obliga por la obsolescencia inevitable que se produce al cabo de unos años. Estas migraciones suelen acarrear infinidad de problemas. Con un servicio hospedado, y en el caso de Office 365 así es, se dan las condiciones óptimas para que estas migraciones sean responsabilidad del proveedor en su mayor parte.

Pero, hay que empezar migrando…o dicho de otra forma, estas ventajas se producirán una vez se haya “migrado” la infraestructura actual a la infraestructura en la nube. Y esto es un problema.

Si desglosamos los servicios de Office 365 iremos viendo donde se producen estos problemas.

  • Lync Online: aquí el problema es bastante menor (no suele haber datos que guardar y mantener). Simplemente, anunciar a los usuarios la nueva configuración y listo. A funcionar inmediatamente.
  • SharePoint Online: aquí el problema es mucho mayor. Si se trata de una compañía que utiliza SharePoint masivamente, se encontrará con que necesitará diseñar muy concienzudamente la migración, ya que le tocará recrear la estructura de sitios/subsitios, aplicaciones (ojo con la compatiblidad de las versiones), etc.
  • Exchange Online: debido a la complejidad de una herramienta como esta, Microsoft ha creado varias utilidades que ayudan a la migración desde un Exchange On Premise, pero desde luego es algo que queda muy lejos de ser trivial.
  • Office Profesional. Probablemente este sea uno de los elementos que parecería más trivial para una organización: simplemente se le da un vínculo al usuario y se le dice que instale mediante una cuenta de usuario. Realmente no es “tan así”. Si el usuario de Office es un usuario de nivel alto-medio no hay problema, pero no todos los usuarios son así. Se hará necesario formar a los usuarios en las ventajas que tiene Office 365 y su integración con Office Profesional:
    • Activación por cuenta de usuario.
    • Cuentas de acceso a su espacio personal SkyDrive.
    • Cuentas de acceso a los espacios compartidos en SharePoint (sitio de grupo).
    • Aprovechamiento de Office Web Apps.

Quizás el punto clave para facilitar todo esta migración esté en federar mediante ADFS para la creación de usuarios, asignación de permisos y derechos de uso, buzones de correo Exchange, etc. Esta posibilidad que ofrece Office 365, sólo en planes M (no en licencias SBP), obliga a montar una infraestructura on premise: servidor ADFS y Proxy de comunicación (Microsoft recomienda que se monten en alta disponibilidad). Con esto conseguiremos una mejor experiencia a la hora de replicar usuarios y grupos del directorio activo, y también Single-Sign-On para no obligar al usuario a validarse dos veces.

Sin embargo, para organizaciones pequeñas, esto puede no resultar un problema, ya que las migraciones pueden resultar sencillas aunque se realicen manualmente.

En un post posterior comentaré el proceso que estamos llevando a cabo para conseguir no morir en el intento.